Turismo y gentrificación: problemas de los barrios actuales

Share on Facebook9Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Hace poco salió a relucir la definición ‘Turismofobia’ o fobia al turismo, un problema que se está generando entre la ciudadanía por los cambios que se están produciendo en los barrios de las capitales más turísticas del país.

AfinMar, expertos en administración de fincas en Sevilla, ha analizado las nuevas preocupaciones que se han generado en los bloques de viviendas de los barrios más representativos de las capitales españolas más turísticas.

Así, la turistificación y gentrificación son dos conceptos diferentes que tienen una repercusión común: despersonalización de los barrios y el entorno tradicional de un territorio. Por un lado, la turistificación se trata de la proliferación de apartamentos turísticos en detrimento de las viviendas de vecinos. Este tipo de actuaciones están encareciendo el precio de las viviendas y el descenso de la población de la zona.

De otro lado, la gentrificación se trata de una competencia por el territorio, es decir, es la revalorización de un barrio de clase obrera que se ve desplazado por una población de alto poder adquisitivo. Esto provoca la revalorización de la zona y que, vecinos de toda la vida, tengan que abandonar su barrio debido al encarecimiento del suelo, las tiendas y los alquileres.

Turismo sí, pero con cabeza

El turismo en España supone el 11 por ciento del PIB y emplea a unos 2,5 millones de personas. Por tanto, es una gran fuente de riqueza para todos, sin embargo, ciudadanos y entidades sociales han llevado a cabo protestas contra los alquileres turísticos, reclamando que sus ciudades se van a convertir en un “escenario” o “parque temático”.

El año pasado, España batió récords de visitas con la cifra de 75.6 millones de turistas, unos datos que para los datos económicos del país es muy positivo, pero para los ciudadanos es necesario acudir a un modelo de turismo sostenible.

Este tipo de preocupaciones, surgidas en el seno de las comunidades de vecinos, han tenido su origen en la popularización de los apartamentos turísticos ofrecidos a través de plataformas como Airbnb o Wimdu. Los expertos proponen como solución a esta situación que se enfoque el problema desde la perspectiva de derecho a la vivienda, y no como un pulso entre hoteles y apartamentos.Turismo Barcelona

Barcelona, una de las más afectadas

La ciudad condal es una de las ciudades que más está notando esta transformación en los barrios. De hecho, la Universidad Autónoma de Barcelona llevan años estudiando el fenómeno de la turistificación en los barrios de la ciudad y afirman que el principal peligro es que exista un descenso de hogares, con una presencia muy baja de la población infantil, con solo un 15 por ciento de nacidos en Barcelona entre la población de entre 25 y 39 años y una expulsión de la gente mayor.

En España, ya existen comunidades autónomas que prohíben los apartamentos turísticos y que establecen sanciones a aquellos que llevan a cabo a este tipo de alquiler. Como expertos en administraciones de fincas en Sevilla apoyamos la creación de un modelo sostenible de turismo que permita la convivencia y el crecimiento de los barrios tal y como viene siendo habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Codigo de seguridad *

*