Las 10 claves para ahorrar en tu Comunidad de vecinos

Derramas, obras, averías, reparaciones, mantenimiento de las zonas comunes, etc. Son muchos los gastos que una comunidad de vecinos y, por lo tanto, los propietarios, tienen que afrontar cada mes. Es por ello que, cada vez, tendemos a controlar y a revisar más a qué se dedica cada euro del presupuesto de nuestra comunidad de vecinos, con el objetivo de conseguir mayor eficiencia y así poder ahorrar en todas y cada una de las partidas.

La calefacción, la iluminación, el uso adecuado de los ascensores o saber cómo gestionar y mantener las instalaciones exteriores como jardines, garajes o piscinas pueden ayudarnos en este camino hacia el ahorro. Pero la vida en comunidad tiene otras muchas ventajas y, por ejemplo, es posible conseguir descuentos cuando varios vecinos se unen para solicitar un mismo servicio.

A continuación te damos diez claves que no debes perder de vista si quieres ahorrar en tu comunidad de vecinos:

20141030

  1. Revisar los contratos de mantenimiento y pedir otras propuestas a más proveedores. Solicita, además, varios presupuestos a la hora de contratar un servicio y compáralos.
  2. Buscar subvenciones estatales y regionales para acondicionamientos o reformas, sistemas de calefacción más eficientes, renovación de ascensor.
  3. Resolver los problemas de vecinos morosos y los impagos ocasionados de la forma más satisfactoria posible.
  4. Administrar de forma eficiente. Muchas veces, las prácticas más comunes en empresas o familias quedan olvidadas en las comunidades de vecinos. Tareas tan simples como solicitar y comparar diferentes presupuestos son prácticas desconocidas en un gran número de comunidades.
  5. Mantenimiento preventivo. Diversas partes de los inmuebles deben llevar un sistema de mantenimiento programado con el fin de evitar posibles averías que elevan los gastos y provocan derramas.
  6. Revisar los contratos vigentes de la comunidad como el seguro, contrato de limpieza, mantenimiento de ascensores. De esta forma tan simple se pueden obtener grandes ahorros.
  7. Mejorar la eficiencia energética del edificio. Algunas inversiones en aislamiento, sistemas tecnológicos, instalaciones eléctricas con detectores de presencia, temporizadores, pulsadores o lámparas de bajo consumo pueden repercutir en ahorros considerables para los vecinos manteniendo los mismo estándares de calidad que los anteriores.
  8. Análisis detallado de servicios o elementos prescindibles. Todas las comunidades tienen contratados servicios que son prescindibles, por lo que un estudio detallado permite identificarlos y dejarlos en suspensión.
  9. Ahorro en calefacción: en los meses de invierno se puede lograr grandes ahorros en los consumos de energía destinados a calefacción. Además de buscar un sistema de calefacción eficiente, como ya hemos tratado, medidas tan simples como reducir los horarios, instalar más termóstatos o apagarla en determinados horarios nos permitirán reducir considerablemente el gasto.
  10. Sentido común. Algo tan simple como administrar una comunidad como si se tratara de nuestra casa o de nuestra empresa por parte de todos los vecinos, puede ayudar a lograr un funcionamiento mayor, aumentar la transparencia y mejorar la comunidad.

También te podría interesar...

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Fernando Moreno

    es fantástico… pero las CLAVES 1, 6 y 8 son las mismas y la CLAVE 10, prácticamente igual…..

  2. Pedro

    Claro, se le olvida 1: cambiar de administrador, que los hay muy baratos…

  3. rafa

    El tema de los morosos es complicado,la ley les favorece

Deja una respuesta