¿Qué debe exigir una Comunidad de vecinos a su administrador de fincas?

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Las comunidades de propietarios son como empresas que se forman entre todos los vecinos de un inmueble y, como cualquier negocio, necesitan un capitán que lleve el barco. Por eso, la figura de los administradores de comunidades está cada vez más extendida y se hace cada vez más necesaria en las mismas. Pero, ¿Qué deben exigirles las comunidades a su administrador de fincas?
Cuando contratamos un administrador de fincas, a veces no somos conscientes de la importancia que realmente esta persona va a tener en nuestras vidas. Y es que, aunque no nos demos cuenta, estamos delegando en ellos parte de las decisiones más importantes de nuestra vivienda, de esa casa que estamos intentando convertir en nuestro hogar. Es precisamente por eso por lo que debemos controlar y exigir determinadas obligaciones al administrador de nuestra comunidad de propietarios, de modo que éste responda a la confianza que entre todos los vecinos hemos delegado en él. Administradores de fincas en Sevilla nos cuentan qué debe exigir una comunidad de vecinos a su administrador:

20141231

  1. Información total: debemos exigirle que nos mantenga siempre informados de todo lo que ocurre en nuestra comunidad y que atañe a sus funciones. Muchas veces, contratamos un administrador de fincas tan sólo para no tener que preocuparnos de asuntos relacionados con la comunidad de propietarios que nos quitan mucho tiempo: pagar facturas, cuidado de las zonas comunes, reparaciones de ascensores, instalaciones eléctricas, etc. Sin embargo, estos aspectos tan sencillos son fundamentales para la buena marcha de la comunidad, y los residentes deben estar informados de ellos en todo momento.
  2. Atención personalizada: al menos, tres veces al año, los administradores de comunidades deben reunirse con los residentes de las mismas e informarles de la marcha y acontecimientos que la atañen, en persona.
  3. Procurar el ahorro: esto es, mantenerse informado de todos los descuentos, ofertas y tarifas más convenientes en cada momento para nuestro inmueble, ya sea en temas de luz, agua, gas, etc. Al final, el administrador debe buscar que la comunidad funcione económicamente, entre otras, por lo que preocuparse del ahorro de la misma es una de las exigencias principales que debe tener.
  4. Controlar las derramas: está muy relacionado con lo anterior. Es cierto que, a veces, es necesaria una derrama dentro  de una comunidad de propietarios, ya que hay que hacer frente a un gasto con el que no contábamos. Sin embargo, es aquí donde la figura del administrador debe cobrar importancia y procurar que el impacto de dicha derrama afecte lo menos posible a cada uno de los vecinos, así como a la comunidad.
  5. Puesta al día: los administradores de fincas tienen funciones administrativas que, en todo momento, deben llevar al día. Nada de acumular papeleo y retrasar gestiones de la comunidad que, a la larga, puedan crear el caos en el inmueble.

Un deber general y principal que cualquier administrador debe tener con sus comunidades de propietarios: el COMPROMISO. Comprometerse en todo momento a buscar el ahorro, la eficiencia y la buena marcha de la comunidad, tanto en el ámbito económico como en el de crear un clima de convivencia óptimo y agradable entre los vecinos mediante la mediación en conflictos, el diálogo, el cuidado de las zonas comunes, etc. Recuerda que, al final, el administrador de tu comunidad cuida de algo tan importante como tu hogar, por lo que exigirle lo mejor en su trabajo no es sino una obligación para ti y para todos tus vecinos.

Administradores de fincas en Sevilla
http://www.administramosfincas.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Codigo de seguridad *

*