Consejos a la hora de comprar una vivienda

20140826Si bien es cierto que entrar de lleno en la compra de una vivienda no es tarea fácil si tenemos en cuenta los múltiples factores que no debemos descuidar, a continuación enumeramos algunos consejos útiles a la hora de afrontar tal proeza.

Una vez que hemos decidido dónde queremos y/o podemos vivir, bien sea en el centro de nuestra ciudad, casco antiguo o a las afueras, es conveniente además trazar un radio dentro del cual iniciaremos la búsqueda de nuestra vivienda.

Es importante estudiar y determinar cuál es nuestra capacidad de compra y hasta dónde asciende el total de gastos que podemos asumir en la compra de una vivienda. Debemos tener en cuenta que además del precio de la vivienda luego van añadidos otra serie de gastos como escrituras ante notario, posible comisión agencia inmobiliaria, impuestos etc. que en total suelen rondar el 10% del gasto del inmueble. Importante este concepto a la hora de hacer un buen cálculo del coste final del mismo.

Una vez que esto lo tenemos claro es muy recomendable trazar el perfil de vivienda que buscamos. Piso o casa, tamaño, cuántas habitaciones necesitamos, número de baños, con plaza de garaje o no, con ascensor o no, etc. un sin fin de características que se ajustan al tipo de vivienda que necesitamos y que desde luego esto hará que acertemos o no con la compra del inmueble.

Y ya teniendo fijados tanto dónde quiero vivir y qué tipo de vivienda busco, ahora nos toca meternos de lleno en la búsqueda de nuestra vivienda.

Es recomendable que la búsqueda de la vivienda la iniciemos tanto por agencia inmobiliaria de nuestra ciudad así como también por internet. Hoy en día los portales de búsqueda de vivienda son una buena herramienta que tenemos disponible para desde casa poder estudiar el mercado de inmuebles vacantes y las posibles ofertas de viviendas que puedo encontrar. Esta opción es muy recomendable, avanzaremos mucho en nuestra búsqueda.

Una vez que hemos encontrado una vivienda que se ajusta a lo que buscamos y por la que estamos dispuestos a iniciar una conversación, es importante recordar que hoy en día el comprador es quien tiene, de alguna manera, la “sartén por el mango”, dadas las circunstancias coyunturales de la crisis económica en que seguimos inmersos.
Por tanto, cuando iniciemos las conversaciones con la parte vendedora, se hace muy recomendable recordar que siempre debemos de negociar el precio de venta. Recordar que la parte vendedora puede tratar de presionarnos apuntando que hay otros compradores detrás etc. trucos para meter prisa al comprador pero debemos recordar que hay que mantener el control y la cabeza fría y estar dispuestos a negociar. Lo normal es entrar en la negociación de un 10 – 15% del precio de la vivienda, siempre y cuando el precio de la vivienda se encuentre en su justo precio actual que establece el mercado.

La primera visita de un inmueble siempre es la más superficial donde nos quedamos con los detalles más generales, se aconseja siempre, si la vivienda nos sigue interesando, que volvamos cuantas veces necesitemos hasta aclarar todas nuestras dudas. Viene muy bien también darnos una vuelta por el barrio o la zona donde está ubicado el inmueble para comprobar que es una zona con todos los servicios (farmacias, supermercados, guarderías, colegios, parques, centros sanitarios, comunicaciones etc.) que buscamos y que nos satisfará cuando llevemos a cabo la compra. Además, debemos preguntar todo aquello que previamente nos hemos apuntado en una libreta para no olvidarnos de nada.

Así mismo, si la vivienda sigue siendo de nuestro interés y parece haber un acuerdo en el precio de compra venta, es muy recomendable acudir al registro de la propiedad solicitando una nota simple de la propiedad para informarnos de cómo está la vivienda y si efectivamente se encuentra en la situación que nos han informado (si tiene hipoteca o no, libre de otras cargas como embargos, etc.).

También es importante saber si la vivienda se encuentra al corriente de pagos con la comunidad, y para corroborar este dato debemos de pedir al vendedor que nos entregue un certificado del gestor de la comunidad que certifique que se encuentra al corriente de todos los pagos.

Además, en el notario nos van a pedir el certificado de eficiencia energética de la vivienda, obligatorio por ley y que corre por cuenta de la parte vendedora para la tramitación de las escrituras y la firma de la compra venta del inmueble.

Y para finalizar, una buena recomendación es que si no hemos encontrado la vivienda que nos gusta debemos tener paciencia y esperar. La vivienda de “nuestros sueños” no se encuentra de un día para otro, a veces sí, pero lo normal es que la búsqueda nos lleve más tiempo.
supercasa

También te podría interesar...